www.mexicomaxico.org

ESTATUAS DEL PASEO DE LA REFORMA.
Primera Etapa, Ciudad de México.

Con "M" de México... D.F.
   Página Principal Regresar Columna de la Independencia  El Zócalo de la Ciudad de México Mapa del Sitio
   

 



 MEXICO EN TUS SENTIDOS

 

 

Autores:
Ing. Manuel Aguirre Botello

Seth Dixon Corral


Julio, 2004

 

Eres el visitante:
 
desde Julio de 2004

 

 

La imagen antigua del Paseo de la Reforma que aparece arriba, muestra una de las muchas estatuas de los personajes de la Reforma, que casi ninguno de nosotros conocemos. La que aparece en la foto corresponde a Don Donato Guerra y fue develada en 1896 representando al estado de Jalisco. La escultura es obra de Jesús F. Contreras.


  Las Estatuas del Paseo de la Reforma, Sur
  Historia
  Plano de localización
  Biografías
  Las Estatuas del Paseo de la Reforma, Norte
  Estatuas del Paseo de la Reforma,  Mapa de Loc.
  Primera Parte:
EL PASEO DE LA REFORMA
  Segunda Parte:
LAS GLORIETAS DEL PASEO
  PAGINA PRINCIPAL
  MAPA DEL SITIO
  BUSCADOR DE TEMAS

 

Tu opinión es importante
Manda un mensaje


o haz contacto con:
Ing. M. Aguirre

 

 

 

 

 

SUGERENCIA

Si entras a esta página después de una búsqueda en Google o similar, utiliza Ctrl-F para localizar aquí el tema que buscas sin la necesidad de leer el todo el texto. Te ahorrará tiempo y la molestia de saber que el "buscador" pudo haberte conducido erróneamente a este sitio.

Introducción.-
Las estatuas que bordean el Paseo de la Reforma son en total 77 y representan personajes mexicanos que han destacado en diversas etapas de nuestra historia y a la vez en una amplia gama de actividades que van desde la política, la militar, la intelectual y la científica. Por razones que desconozco, todos ellos son del sexo masculino, no hay una sola estatua representativa de la mujer mexicana (y debiera haberla).
Están divididas en dos grandes etapas, la primera concluida en el siglo XIX y la segunda concluida en el siglo XX; en este trabajo las identificamos como zona sur y zona norte del Paseo de la Reforma.
Este trabajo iniciado en 2004, al que veía  pocas posibilidades de terminarlo, hoy (2009) ya muestra trazas de serlo.  Gracias a la información recibida por diversos conductos, libros y personas, hoy podemos decir que las 77 estatuas se encuentran identificadas por su nombre, cada una tiene una imagen de cuerpo entero de la escultura, conocemos quizá el 85% de los nombres de los escultores, sabemos a que entidad federativa representa cada una de ellas, aparece una pequeña biografía de cada personaje con una imagen que muestra su rostro y tenemos un mapa completo que muestra la localización precisa de cada una de ellas. Un gran esfuerzo realizado, que requirió del trabajo en equipo de varias personas que en los textos mencionamos por cada uno de sus nombres.
Consta de tres partes, la Primera Etapa, abajo descrita, corresponde a la zona sur; la Segunda Etapa, por separado, corresponde a la zona norte y el Mapa de Localización de todas ellas, con ligas a sus biografías, imágenes y placas alusivas, cuando existen, también por separado.

Muchas cosas hacen falta realizar con este incomparable conjunto escultórico, que se despliega a lo largo de aproximadamente 4.5 kilómetros de tan singular y bella avenida, y a continuación describo algunas:

  • La primera propuesta sería realizar un mantenimiento preventivo que dignifique y conserve la presencia de cada una de las estatuas. Es vergonzoso encontrar botellas, basura, zapatos y grafitis en el entorno de muchas de ellas.
     

  • La segunda propuesta consiste en permitir que las estatuas "den la cara" al transeúnte. Hoy todo mundo viaja en su auto y raras veces aprecia dichos monumentos, no sería nada difícil lograr que las estatuas vean en sentido contrario del flujo de vehículos que transitan la congestionada avenida. La apreciarían mejor los automovilistas y los turistas que viajan en los autobuses panorámicos.
     

  • La tercera propuesta es incorporar, hay muchos espacios todavía entre la Columna de la Independencia y Chapaultepec, las estatuas de muchos personajes importantes que hacen falta. Entre ellos y con motivo del Bicentenario de la Independencia, se me ocurren Don Ignacio Allende y Don Agustín de Iturbide.
     

  • Y la cuarta propuesta; si hablamos de igualdad de género, debemos demostrarlo; en el Palacio Legislativo se encuentran en el lugar de honor los nombres de 5 mujeres que merecen una estatua en el Paseo de la Reforma: doña Josefa Ortiz de Domínguez, doña Leona Vicario, doña Mariana Rodríguez del Toro Lazarín, doña Cármen Serdán y doña Antonia Nava.


Historia
Las estatuas del Paseo de la Reforma tuvieron de hecho, dos funciones importantes: embellecer la avenida y hacer además un justo reconocimiento al liberalismo, al patriotismo y a la ciencia, representados a través de sus hombres más destacados.
Como dije en la primera parte de este trabajo: El Paseo de la Reforma, 1864-2004, en el año de 1878 se había iniciado la construcción de los pedestales para instalar estatuas y jarrones en los andadores del paseo, pero la idea original era colocar personajes de la mitología griega y alternarlos con los jarrones decorativos. Aparentemente la idea nunca se llevó a cabo y fue hasta el mes de junio de 1887, cuando el periodista y académico de la lengua Don Francisco Sosa y a través de una columna que publicaba en el diario El Partido Liberal, propuso al gobierno de Porfirio Díaz que en lugar de deidades mitológicas se colocaran estatuas de personajes, que de alguna forma hubiesen participado en el movimiento liberal por la Reforma.
En 1888 la propuesta fue aceptada  y el gobierno decidió otorgar dos de los pedestales ya construidos para cada estado de la república, de tal manera que las efigies de los personajes se alternaran con los jarrones esculpidos en la fundición artística de Gabriel Guerra y las estatuas se colocaran una frente a la otra, pero en diferentes aceras de la avenida..
A partir de 1889 las estatuas se fueron colocando en sus pedestales y fue hasta el 14 de febrero de 1895, cuando Don Porfirio declaró inaugurado el conjunto histórico cultural formado por la esta primera etapa de las estatuas  y los correspondientes jarrones.  El tramo inaugurado comprendía desde la Glorieta de Carlos IV hasta el Monumento de Cuauhtémoc.
Para esa fecha quedaron instaladas 14 estatuas en total y correspondían al Distrito Federal y los estados de Veracruz, Yucatán, Hidalgo, Sonora, Nuevo León y Oaxaca. Los escultores participantes fueron: Primitivo Miranda (2), Epitacio Calvo (4), Juan Islas (2), Enrique Alciati (2), Jesús F. Contreras (2) y Ernesto Scheleske (2).

No obstante la inauguración de 1895, durante varios años posteriores se fueron agregando más estatuas, 8 de ellas en 1896 de los estados de San Luis Potosí, Jalisco, Durango y Chihuahua, obras de Jesús Contreras (6) y Gabriel Guerra y Melesio Aguirre (2).  Para 1897 se develaron 4 estatuas con personajes  de los estados de Coahuila y Tabasco y para 1898 otras 6 representando a los estados de Aguascalientes,  Guerrero y Sinaloa, todas ellas fueron obra del escultor Jesús Contreras. En 1899 se descubrieron las 2 estatuas correspondientes al estado de Michoacán, mismas que también fueron realizadas por Jesús Contreras y con las cuales completó un total de 20 esculturas de su inspiración, exhibidas todas en la gran avenida.
Tuvieron que pasar 3 años para que en 1902 se instalaran las últimas dos estatuas de esta primera etapa y correspondieron al estado de Tamaulipas, ambas fueron obras del escultor Federico Homdedeue.

De esta forma concluyó el ciclo porfiriano, quedando develadas un total de 36 estatuas de tamaño natural, representativas de personajes ilustres de 17 estados de la República y del Distrito Federal.
Enseguida pueden ver un mapa de la zona del Paseo de la Reforma en donde quedaron instaladas estas estatuas y después una tabla que muestra los datos biográficos resumidos y una imagen de cada personaje.
Gracias a la participación de Seth Dixon, ahora también podemos mostrar una fotografía de cada estatua de bronce de cuerpo completo, oprimiendo sobre la liga que existe en el nombre de cada personaje.
 

 

Las 36 estatuas de los personajes de la Reforma que formaron parte de la primera etapa de develaciones entre 1889-1902, aparecen en el plano de arriba representadas por puntos de color rojo. La situación física de cada una de ellas es aproximada, aunque es correcto el orden  consecutivo, acera y disposición entre glorieta y glorieta del Paseo de la Reforma. El número y la flecha permiten relacionarlas con los datos biográficos y foto de cada personaje, que se despliegan en el margen izquierdo para rápida localización y en la tabla siguiente. Con motivo de la relocalización de la Estatua de Cuauhtémoc, dos de las estatuas fueron removidas de su sitio original: Miguel Ramos Arizpe y Antonio de la Fuente. Otras dos fueron intercaladas recientemente (2006) y corresponden a Plutarco González y León Guzmán
Para ver el mapa de localización ampliado y con más detalle  y acceder a todas las fotografías de cuerpo entero y a las placas informativas de las estatuas, haga click aquí.


BIOGRAFIAS CONDENSADAS:
Nota: Todas las estatuas de esta primera etapa, se identifican en el mapa ampliado con el numero indicado y el subíndice "s", referente a la zona sur del Paseo de la Reforma. También puede ver a continuación la foto de la estatua haciendo click en el nombre o en la foto del rostro del personaje.

 
 
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
32
33
34
35
36
37
38
Ignacio Ramírez
Leandro Valle
Dr. Rafael Lucio
Miguel Lerdo de Tejada
Manuel Cepeda Peraza
Andres Quintana Roo
N. García San Vicente
Julián Villagrán
Ignacio Pesqueira
Jesús García Morales
Juan Zuazua
Servando Teresa de Mier
Carlos María Bustamante
Antonio León
Mariano Jiménez
Ponciano Arriaga
Donato Guerra
Manuel López Cotilla
Guadalupe Victoria
Francisco Zarco
Plutarco González Pliego
León Francisco Guzmán
Manuel Ojinaga
Esteban Coronado
Eduardo de Cárdenas
Gregorio Méndez
Francisco Primo Verdad
José María Chávez
Hermenegildo Galeana
Leonardo Bravo
Ramón Corona
Antonio Rosales
Ignacio López Rayón
Manuel Sánchez de Tagle
Pedro José Méndez
Juan José de la Garza
Juan Antonio de la Fuente
Miguel Ramos Arizpe
 
 

 

1 IGNACIO RAMIREZ
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don. IGNACIO RAMIREZ
Estatua erigida por el Distrito Federal y develada el 5 de febrero de 1889. Obra del escultor Don. Primitivo
Miranda.  
Ignacio Ramírez nació en San Miguel el Grande, Guanajuato, el 23 de junio de 1818. Escritor, periodista,
científico y político liberal, inició sus estudios en Querétaro, para después trasladarse a la Ciudad de México y realizar estudios en artes y leyes. Desde muy joven ingresa a la Academia de San Juan de Letrán, donde muestra sus ideas liberales,  anticlericales y ateístas, sosteniendo la inexistencia de Dios. En el medio literario fué mejor conocido como el "nigromante" (hechicero). Inspiró, por sus ideas, gran recelo en Santa Anna quién lo mantuvo en prisión por un tiempo. En 1852 y en 1857 representó al estado de Sinaloa en el Congreso de la Unión, destacando por sus grandes dotes oratorias. Apoyó con gran tesón la Constitución de 1857 y las Leyes de Reforma. Apoyó a Juárez en la Guerra de los Tres Años y al final de la misma fue nombrado Magistrado de la Suprema Corte de Justicia, permaneciendo 12 años en el cargo, demostrando allí su palabra elocuente, sus profundos conocimientos de la ciencia y sobre todo su acrisolada honradez. En este cargo permaneció desde 1868 hasta su fallecimiento. Murió en la Ciudad de México en el 15 de junio de 1879. Sus restos descansan en la Rotonda de los Personas Ilustres del panteón de Dolores.
Fuentes: (1) y (6)

2 LEANDRO VALLE
Oprima en la foto
para ver la estatua

General Don LEANDRO VALLE MARTINEZ.
Estatua erigida por el Distrito Federal y develada el 5 de febrero de 1889. Obra del escultor Don Primitivo Miranda.
Leandro Valle nació en la Ciudad de México el 27 de febrero de 1833. A muy corta edad ingresó al Colegio Militar de Chapultepec, del que salió con el grado de subteniente. La contienda entre liberales y conservadores ensangrentaba al país, su gran valor en combate le valió el grado de general, aún siendo muy joven. El renombre conquistado en las acciones de guerra le impulsó para obtener el voto popular y el cargo de diputado en el Congreso por el gobierno de Jalisco. El artero asesinato de Melchor Ocampo a manos de guerrilleros conservadores, lo impulsó a regresar a la lucha armada para vengarlo personalmente, por lo que se vio precisado a dejar su cargo público. En 1861 devorado el país por la guerra civil, Valle fue hecho prisionero en Las Cruces, donde fue  fusilado el 23 de junio de 1861 y cruelmente vejado y colgado  de un árbol cuando solamente contaba  28 años de edad. Sus restos descansan en la Rotonda de los Personas Ilustres del panteón de Dolores.
Fuentes: (1) y (6)

3 DR. RAFAEL LUCIO NAJERA
Oprima en la foto
para ver la estatua

Doctor Don RAFAEL LUCIO NAJERA.
Estatua erigida por el estado de Veracruz y develada el 16 de septiembre de 1889. Obra del escultor D
on Epitacio Calvo.
El Dr. Rafael Lucio nació en Xalapa, Veracruz el 2 de septiembre de 1819. En 1838, se inscribió en el Establecimiento de Ciencias Médicas, en la Ciudad de México. Cursó toda su carrera con notable éxito y en 1842 obtuvo su título de médico. Durante su permanencia en el Hospital de San Lázaro se dedicó con apasionado entusiasmo al estudio e investigación de una enfermedad que denominó Lepra Manchada y en 1851 dio a conocer a la Academia sus observaciones e investigaciones sobre el tema. Su trabajo fue tan claro y completo que como reconocimiento a su valiosa aportación la enfermedad recibió el nombre de Lepromatosis Difusa de Lucio y Latapí. Fue un hombre sabio, generoso y respetable. Murió en la Ciudad de México el 31 de mayo de 1886.
Fuentes: (1) y (6)

4 MIGUEL LERDO DE TEJADA
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don MIGUEL LERDO DE TEJADA.
Estatua erigida por el estado de Veracruz y develada el 16 de septiembre de 1889. Obra del escultor Don Epitacio Calvo. 
Miguel Lerdo de Tejada n
ació en Veracruz el 6 de julio de 1812.
Fue un decidido promotor de las Leyes de Reforma. La enorme acumulación de bienes raíces por unos cuantos particulares y específicamente por las congregaciones eclesiásticas, llevó a los liberales, entre ellos Miguel Lerdo de Tejada, a considerar la posibilidad de rescatar para la nación dichos bienes. Durante el gobierno de don Ignacio Comonfort, Lerdo de Tejada fung como Ministro de Hacienda y promulgó, el 25 de junio de 1856, la Ley de Desamortización de Fincas Rústicas y Urbanas. A esta ley también se le conoce como Ley Lerdo. Por desavenencias políticas con el General Comonfort, presentó su renuncia al cargo el 19 de diciembre del mismo año, pero tiempo después pasó a formar parte del gobierno de Don Benito Juárez y pudo seguir luchando desde allí por sus ideas políticas. Tuvo el honor de haber firmado, junto con Melchor Ocampo y Manuel Ruiz el histórico manifiesto a la nación, mediante el cual el presidente constitucional (Juárez) y el resto de su gabinete definieron el programa de la Reforma. Al triunfo de la Reforma y restablecido el gobierno constitucional en la capital, obtuvo por el voto popular el cargo de Magistrado en la Suprema Corte de Justicia, puesto en el que se encontraba cuando murió el 22 de marzo de 1861.
Fuentes: (1) y (6)

5 MANUEL CEPEDA PERAZA
Oprima en la foto
para ver la estatua

General Don MANUEL CEPEDA PERAZA.
Estatua erigida por el estado  de Yucatán y develada el 5 de mayo de 1890. Obra del escultor Don Epitacio Calvo
Manuel Cepeda Peraza nació en Mérida, Yucatán el 19 de enero de 1828. Demostró sus dotes y su vocación militar desde 1847, cuando participó en la lucha contra los insurrectos indios mayas, obteniendo el grado de coronel en 1851, cuando contaba apenas con 23 años de edad. Perteneció al movimiento liberal que luchó contra el imperio de Maximiliano. En 1867 el imperio sé había debilitado y las tropas liberales de Juárez ocupaban más posiciones. Mérida fue sitiada en abril por los republicanos bajo el mando Cepeda Peraza, logrando la rendición de la plaza el 15 de junio del mismo año. Restaurada la República, se estableció en Yucatán un gobierno liberal, encabezado por el entonces Coronel Cepeda Peraza, quién gobernó con talento y patriotismo. Murió el 3 de marzo de 1869.
Fuentes: (1) y (6)

6 ANDRES QUINTANA ROO
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don ANDRES QUINTANA ROO.
Estatua erigida por el estado de Yucatán y develada el 5 de mayo de 1890. Obra del escultor Don Epitacio Calvo. 
Andrés Quintana Roo nació el 30 de noviembre de 1787 en la ciudad de Mérida, Yucatán. En 1808 llegó a la Ciudad de México, para continuar sus estudios en la Real y Pontificia Universidad de la Nueva España, obteniendo el grado de abogado. Escritor, filósofo y político,  contrae matrimonio con Leona Vicario, quien será de gran apoyo en su vida política, ya que decide unirse al movimiento de los insurgentes con Ignacio López Rayón. Participa en el Congreso de Chilpancingo y en 1813 lo nombran Presidente de la Asamblea Constituyente, la cual formula la declaración de Independencia. Junto con Anastasio Bustamante, es autor de la Constitución de Apatzingán de 1814. En 1822, es nombrado subsecretario de Relaciones durante el Imperio de Agustín de Iturbide. Su carrera política es muy amplia y ocupa puestos muy diversos, fue magistrado de la Suprema Corte y miembro vitalicio del Congreso. Murió el 15 de abril de 1851, en la ciudad de México. Sus restos se encuentran en la Columna de la Independencia y su nombre está grabado con letras de oro en el Muro de Honor de la Cámara de Diputados.
Fuentes: (1) y (6)

7 NICOLAS GARCIA DE SAN VICENTE
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don NICOLAS GARCIA DE SAN VICENTE.
Estatua erigida por el estado de Hidalgo y develada el 16 de septiembre de 1890. Obra del escultor Don Juan Islas. 

Nicolás García San Vicente fue un educador nacido en  Acaxochitlan, Hidalgo el 28 de noviembre de 1793.  Entró al Seminario de Puebla en 1809, y estudió derecho civil y canónico en la Universidad de México,  donde se graduó en 1818.  En 1821 se ordenó como sacerdote. En 1823 fue electo diputado por el distrito de  Tulancingo. Durante 1828 y 1829 fue presidente de la Asociación para la Protección de la Instrucción Pública que el mismo fundó. En 1839 y 1840 fue profesor de Latín y de Gramática Española, en el Colegio de Tulancingo, donde permaneció hasta su muerte. Escribió un buen número de libros de texto para uso escolar. Murió en Toluca, el 23 de diciembre de  1845.
Fuentes: (1) y (6)

8 JULIAN VILLAGRAN
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don JULIAN VILLAGRAN.
Estatua erigida por el estado de Hidalgo y develada el 16 de septiembre de 1890. Obra del escultor Don Juan Islas.   
Julián Villagrán nació en Huichapan, Hidalgo en el año de 1755. Fue arriero en su pueblo y con gran valor y heroísmo peleó en la guerra de la Independencia. Durante 3 años mantuvo en rebeldía un amplio territorio alrededor del poblado de  Zimapán. En 1814 en Huichapan, cae prisionero su hijo Francisco, los realistas le piden a Julián Villagran que deponga las armas y se rinda a cambio de la vida y libertad de su hijo, propuesta que nunca aceptó.  No pasó mucho tiempo para que Villagrán fuese sorprendido por la traición y corriese la misma suerte que su hijo. Cayó fusilado en el año de 1813.
Fuentes: (1) y (6)

9 IGNACIO PESQUEIRA
Oprima en la foto
para ver la estatua

General Don IGNACIO PESQUEIRA.
Estatua erigida por el estado de Sonora y develada el 5 de noviembre de 1891. Obra del escultor Don Enrique Alciati.  
Ignacio Pesqueira nació en Arizpe, Sonora el 16 de diciembre de 1820, pero también se menciona 1818 como año de su nacimiento. Venía de una familia con recursos, puesto que estudió en Madrid,  En ese lugar y después en París, recibió su primera inspiración en las ideas liberales.. Al retorno a Sonora se alistó en las filas liberales y participó en la lucha por el centralismo. Tras de fracasar regresó a las labores del campo, pero pronto, ante el ataque de tribus bárbaras, se unió a Rafael Buelna fin de defender sus intereses y los de sus coterráneos. En 1851 resultó herido por los apaches en la acción militar de Pozo Hediondo. En 1854 al estallar la Revolución de Ayutla en Guerrero y en contra de la dictadura de Santa Anna, se adhirió nuevamente al ejército liberal. Por su preparación, participó también como diputado y como prefecto de distrito, prestando grandes servicios a su comunidad. Tras de la aprehensión del gobernador Aguilar llegó al cargo de gobernador de Sonora y después el 27 de agosto de 1857 después de ser elegido por el voto público continuó en el cargo por un largo período. Además de haber sofocado la intentona rebelde de Gándara, controló los ataques de las tribus sublevadas de yaquis y mayos y repelió una intervención de filibusteros yankis. Se afilió a la legalidad representada por Juárez y  luchó con los liberales en contra del gobierno imperial de Maximiliano. En 1865 a la llegada de 4 barcos franceses a la bahía de Guaymas, vivió la etapa más agitada de su azarosa vida, teniendo que luchar contra ellos, contra sus enemigos políticos y contra los embates de las tribus bárbaras. Por desgracia la fortuna deja de sonreírle y después de sucesivos fracasos se va quebrantando su salud y se ve obligado a salir del país. Una vez restablecido retorna a la lucha y el 4 de septiembre de 1866 derrota a Lamberg y entra victorioso a Ures. De esta manera pone fin a la intervención extranjera en México. Pesqueira ejerció el poder de manera absoluta en un período de 20 años, por lo que sus detractores lo consideraron un dictador, sin embargo los grandes servicios que como soldado prestó a la causa liberal, legitimaron con creces su derecho a pasar a la historia. Murió el 4 de enero de 1886.
Fuentes: (1) y (6)

10 JESUS GARCIA MORALES
Oprima en la foto
para ver la estatua

General Don JESUS GARCIA MORALES.
Estatua erigida por el estado de Sonora y develada el 5 de noviembre de 1891. Obra del escultor Don Enrique Aiciati.
Jesús García Morales nació en Arizpe, Sonora el 23 de agosto de 1824, pero también se menciona el año  de 1823. A los 15 años, en 1838,  ingresó como cadete a la compañía presidial de Altar, obteniendo el grado de teniente en 1842.  Se alineó con las ideas liberales desde su juventud. Continuó en la carrera de las armas y en 1846 y en 1848 defendió a Guaymas  del ataque naval de los Estados Unidos. Entre 1856 y 1857 se afilió a la Revolución de Ayutla, luchando en diversos sitios y destacando su resistencia en Pueblo Viejo apenas con 118 hombres, la defensa de la capital de Sonora en 11 días de sitio  y haciendo dos campañas en los valles de los ríos Yaqui y  Mayo. Durante la Guerra de Reforma se alineó con las ideas del Partido Liberal Fue  gobernador provisional del estado en 1863 y después fue electo senador en 1880. Murió en México el 19 de mayo  1883.
Fuentes: (1) y (6)

11 JUAN ZUAZUA
Oprima en la foto
para ver la estatua

General Don JUAN ZUAZUA.
Estatua erigida por el estado de Nuevo León y develada el 15 de septiembre de 1894. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
Juan Zuazua nació en 6 de enero de 1821 en Lampazos, Nuevo Leon. Dejó sus estudios en el Colegio Monterrey para dedicarse a la agricultura y al comercio. De manera autodidacta estudió mucho sobre la historia de México y leyó bastante en cuanto a temas militares, pues su vocación se inclinaba hacia la carrera de las armas. A los 20 años de edad pudo poner en práctica aquellos conocimientos para para la defensa de su tierra, en la lucha contra tribus bárbaras de indios comanches, seminoles y lipanes.  Con el grado de capitán participó en las batallas de Palo Alto y la Resaca en la lucha en contra de la invasión norteamericana en 1847. Combatió en Monterrey, en Tampico y Matamoros y participó en la famosa batalla de la Angostura, en la que sirvió de guía a los cuerpos de combate. Al estallar la revolución de Ayutla, como era un liberal consumado se puso al servicio de ella. En la Guerra de la Reforma, con el grado de coronel, tuvo una participación relevante en el triunfo de la batalla de Carretas, que le brindó fama y reconocimiento a sus méritos militares. Participó también en el asalto de la Bufa en Zacatecas y en la ocupación de Guanajuato y San Luis Potosí. Para su desgracia sucumbió a manos de sus enemigos políticos, quienes lo tomaron por sorpresa y murió sin poder defenderse la noche del 30 al 31 de julio de 1860.
Fuentes: (1) y (6)

12 FRAY SERVANDO TERESA DE MIER
Oprima en la foto
para ver la estatua

Fray SERVANDO TERESA DE MIER.
Estatua erigida por el estado de Nuevo León y develada el 15 de septiembre de 1894. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
Fray Servando Teresa de Mier (Padre Mier) nació en Monterrey el 18 de octubre de 1763. A edad temprana entró a un convento, profesando en la  orden dominicana a los 16 años de edad. Cursó filosofía y teología en el Colegio de Porta Coeli en México, participando en 5 actos públicos en los que demostró con brillantez su dominio de las materias aprendidas. Ya graduado en 1790 regresó al convento de Santo Domingo para entregarse al estudio. El 12 de diciembre de 1794 pronunció un sermón que fue el origen de su gran celebridad, exponiendo con valentía ideas que dudaban de las apariciones de la Virgen de Guadalupe. Sus ideas no fueron aprobadas por el arzobispo Nuñez de Haro quién le excomulgó, le redujo a prisión y se apoderó de sus libros y escritos. En 1795, después de largo tiempo de permanecer encerrado en un calabozo, fue desterrado a Cádiz continuando sus penurias encerrado en el convento de Caldas. Tras de largos sufrimientos y complicados procesos, en Madrid logró un fallo absolutorio emitido por 3 teólogos eminentes.  Tras de grandes vicisitudes y sufrimientos que siempre acompañaron su vida, se trasladó a Francia e Italia en donde fue reconocido su gran valer. Retornó a España y volvió a ser víctima de odios y rencores. Finalmente permaneció en Londres y sabiendo de la lucha por la independencia de su patria, desde allí durante 5 años escribió e hizo propaganda a través de sus famosas Cartas de un americano a un español. En mayo de 1815 después de conocer al  Gral. Francisco Javier Mina, decide retornar a México con él y otros hombres y se embarcan en un bergantín fletado rumbo a Norfolk, Virginia.  Una nueva aventura se inicia, pero por desgracia fray Servando es tomado prisionero en Soto la Marina  el 15 de julio de 1815. Deportado nuevamente a Cádiz, logra escapar en La Habana y permanece un tiempo en los Estado Unidos, hasta que regresa a México en 1821, tras de la consumación de la Independencia. Todavía tendría que permanecer recluido en San Juan de Ulúa, pero por fortuna en 1822, reclamado por el Congreso fue puesto en libertad. Con gran entusiasmo el Doctor Mier ingresó a la vida política y  pidió la abdicación de Agustín de Iturbide para terminar con el imperialismo en México. Murió en México el 3 de diciembre de 1827 y su muerte causó un verdadero duelo nacional.
Su nombre está grabado con letras de oro en el Muro de Honor de la Cámara de Diputados.
Fuentes: (1) y (6)

13 CARLOS MARIA BUSTAMANTE
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don CARLOS MARIA BUSTAMANTE.
Estatua erigida por el estado de Oaxaca y develada el 14 de febrero de 1895. Obra del escultor Don Ernesto Scheleske
Carlos María de Bustamante nació en Oaxaca el 4 de noviembre de 1774. Quedó huérfano y a los 12 años comienza a estudiar gramática latina y teología en el Convento de San Agustín de su tierra natal. En México, viviendo en el Colegio de San Pablo, termina su carrera de jurisprudencia, recibiendo el grado en 1801. Ocupó el puesto de relator en la Real Audiencia en ese mismo año. En 1805 ocupó el puesto de redactor de El Diario de México. En 1812 se puso a las órdenes de José María Morelos en Oaxaca obteniendo el grado de brigadier inspector de caballería. Cuando se instaló el Congreso de Chilpancingo, Bustamante ocupó un asiento y participa en la redacción del Acta de Independencia. Fue también el autor del discurso que pronunció Morelos en el acto de apertura. 
López Rayón le ordenó a Don Carlos María de Bustamante, partir hacia los Estados Unidos en busca de apoyo, pero sometido a graves riesgos, prisionero y en peligro su vida  se ve precisado a solicitar el indulto el 8 de marzo de 1817. Dispuesto a huir en un barco de guerra inglés es nuevamente aprehendido, pero logra entregar a la tripulación 5 cuadernos en los que había escrito la historia de la Guerra de Independencia para que fuera conocida en Europa. Prisionero en el castillo de San Juan de Ulúa, en Veracruz, permanece hasta el 2 de febrero de 1819. No es hasta 1822 cuando Bustamante es nombrado diputado por Oaxaca en el Congreso y desde allí demostró su desacuerdo con Iturbide, por el rumbo que tomaba la nueva nación. Además de su práctica política, Bustamante dedicó gran parte de su vida en escribir, aún cuando su estilo no fuera muy refinado.
Como historiador, le debemos múltiples e importantes publicaciones.,Falleció el 21 de septiembre de 1848 a los 74 años de edad.
Fuentes: (1) , (6)

14 ANTONIO LEON
Oprima en la foto
para ver la estatua

General Don ANTONIO LEON.
Estatua erigida por el estado de Oaxaca y develada el 14 de febrero de 1895. Obra del escultor Don Ernesto Scheleske.
Antonio León nació en Huajuapan (hoy de León), el 4 de junio de 1794. Se involucró desde niño en la carrera de las armas y se inició en 1811 como alférez en la compañía de su pueblo, ascendió a teniente en 1814 y después en 1817 obtuvo el grado de capitán. Al principio militó con las tropas realistas, pero el
6 de junio de 1821, proclamó la independencia en Tezoatlán, distrito de Huajuapan, y al frente de veintiséis hombres mal armados atacó al doble número de realistas, obligándolos a rendirse. Debido a su gran valor, en Huajuapan hace capitular a los defensores, a pesar de su enorme superioridad numérica, apoderándose de tres cañones, ciento veintidós fusiles, cuarenta mil cartuchos y pertrechos de artillería. Iturbide reconoce su triunfo y lo nombra Comandante de las Mixtecas. En octubre de 1822 es ascendido a coronel.
Cuando Iturbide se proclama  Emperador, vienen días de incertidumbre y desorientación para la naciente república.  El coronel León reúne, el 1º de junio de 1823, a sus oficiales y a personas distinguidas, y haciendo un análisis de ambos sistemas y de los males que había causado el imperio, se propone y acepta el sistema federal y se declaró a Oaxaca estado libre y soberano.
Participa en múltiples acciones militares que le son encomendadas, hasta llegar a las dramáticas jornadas de de la invasión norteamericana. Retirado ya de su puesto, pero con el grado de general, acude inmediatamente al  llamamiento del gobierno y se pone al frente de aguerridos batallones oaxaqueños. Después de la derrota de Cerro Gordo, sus fuerzas constituyen el núcleo que hace posible la reorganización del ejército nacional. Llega a Tacubaya, y acto continuo se acuartela en Chapultepec, cuya fortaleza manda como digno jefe. Lucha bizarramente en la batalla del Molino del Rey, dirigiendo hábilmente a sus soldados y alentándolos con su ejemplo. Cae gravemente herido y falleció a las ocho de la noche del 8 de septiembre de 1847.
Fuentes: (1) ,  (6)  y  (4)

15 MARIANO JIMENEZ
Oprima en la foto
para ver la estatua

General Don MARIANO JIMENEZ.
Estatua erigida por el estado de San Luís Potosí y develada el 4 de abril de 1896. Obra del escultor Don Jesús Contreras
Mariano Jiménez nació en San Luís Potosí el 18 de agosto de 1781. Realizó sus estudios básicos en su ciudad natal y después partió a la Ciudad de México para seguir la carrera de ingeniero de minas
en el Colegio de Minería, habiéndose graduado en el año de 1804. Como era razonable esperar, decidió establecerse en la ciudad de Guanajuato y allí contrajo matrimonio. Apenas unos meses después de su enlace matrimonial, Don Miguel Hidalgo dio el grito de independencia en Dolores, Guanajuato y fue el 28 de septiembre de 1810, cuando Jiménez se presentó ante el caudillo Miguel Hidalgo y Costilla para ofrecer sus servicios en favor de la causa. Cuando realizó el ataque a la Alhóndiga de Granaditas el joven ingeniero Jiménez lo acompañó en la lucha. En virtud de sus conocimientos técnicos, Hidalgo le asignó la tarea de construir cañones, trabajo que Jiménez realizo con presteza y singular eficiencia. Obtiene el grado de coronel y es puesto a la vanguardia del ejército y a cargo de la línea de artillería. Jiménez obtiene, junto con Allende un sonado triunfo en la batalla de Las Cruces y es ascendido a teniente general.
Por órdenes de Hidalgo, Mariano Jiménez viajó a la ciudad de México en misión pacífica, para solicitar al Virrey la entrega de la capital al movimiento independentista, pero la respuesta fue la amenaza de repelerlo violentamente.
Después de participar  en varias de las acciones militares del movimiento de independencia,  en Consejo de Generales se tomó la decisión de nombrar a Jiménez general en jefe del Ejército del Norte  Cuando iba camino de Saltillo, se topó con el ejército realista de Antonio Cordero a la altura de Agua Nueva. Tras reñida batalla Cordero salió derrotado, recuperando los insurgentes el armamento y para su buena suerte, muchos de los hombres de la parte enemiga que recibieron el indulto de Jiménez y decidieron unirse a la causa de la Independencia.
En Saltillo Mariano Jiménez se reunió con los demás hombres del movimiento y con ellos se dirigió rumbo a los Estados Unidos de acuerdo con el plan que se habían trazado. Pero la fortuna les dio la espalda y al llegar a  Acatita de Baján fueron sorprendidos y trasladados a Chihuahua, para hacerles un juicio y dictarles sentencia de muerte. Jiménez fue fusilado el 26 de julio de 1811, junto con Juan Aldama e Ignacio Allende. Su cabeza fue expuesta en la Alhóndiga de Granaditas, hasta la consumación de la Independencia,  junto con las de Hidalgo, Aldama y Allende. Sus restos reposan en el mausoleo de la Columna de la Independencia en el Paseo de la Reforma. Su nombre está grabado con letras de oro en el Muro de Honor de la Cámara de Diputados.
Fuentes: (1) , (5) y (6)

16 PONCIANO ARRIAGA
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don PONCIANO ARRIAGA.
Estatua erigida por el estado de San Luis Potosí y develada el 4 de abril de 1896. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
Ponciano Arriaga nació en San Luis Potosí el 18 de noviembre de 1811. Por su excepcional aprovechamiento  en los estudios, logró obtener su título profesional de abogado a los 20 años de edad, teniendo que recurrir al trámite de "habilitación de edad" para poder ejercerlo. Su labor destaca de manera sobresaliente en su ciudad natal en los acontecimientos políticos de esa época  y desempeña el cargo de secretario de campaña del Gral. Don Esteban Moctezuma. Tras de una rápida carrera, por demás espectacular, transita por los cargos de regidor, diputado a la legislatura local, secretario de gobierno y como jefe del Partido Liberal. Para el año de 1843, obtiene por elección el cargo de diputado al Congreso y lo repite en 1846.
Durante la guerra intervencionista de 1847, a
poya al ejército mexicano en contra de la invasión norteamericana, mostrándose siempre contrario a la cesión de territorios de la nación.
En 1852 es nombrado ministro de Justicia en la administración del general Arista. Sus principios liberales acabaron por enfrentarlo con el Gral. Antonio López de Santa Anna, quién lo veía como un peligroso enemigo político y optó por desterrarlo a los Estados Unidos durante varios años.
En 1856, cuando la revolución de Ayutla terminó por derrocar al dictador Santa Anna, Don Ponciano Arriaga retorna a México. El presidente de la República Don Juan Alvarez en cumplimiento del artículo 5o. del Plan de Ayutla, convocó a un Congreso Constituyente, dándose el caso inédito de que siete distritos electorales: Guerrero, Jalisco, Puebla, San Luís Potosí, Zacatecas, Edtado de México y el Distrito Federal, nombraron como su diputado representante a Don Ponciano Arriaga. El 14 de febrero de 1856 fue electo por aclamación presidente del Congreso Constituyente. Los días transcurridos entre el 18 febrero de 1856 y el 5 de febrero de 1857, fueron días de gloria para Don Ponciano Arriaga quién gracias a su inteligencia y conocimiento, supo encabezar la comisión encargada de la redacción de la ley fundamental. Por todas estas razones se le reconoce como Padre de la Constitución de 1857.
Don
Ponciano Arriaga recorrió un largo camino, siempre con un alto espíritu asumió la justicia como causa primordial,  pugnando además por la defensa de las garantías individuales, el apoyo a los más necesitados y la defensa de los derechos de los pobres.
Murió en San Luís Potosí el 12 de julio de 1865. Años después sus restos fueron trasladados a la Rotonda de las Personas Ilustres, en el panteón de Dolores de la Ciudad de México. En la Cámara de Diputados su nombre aparece grabado con letras de oro.
Fuentes: (1) y (6)

17 DONATO GUERRA
Oprima en la foto
para ver la estatua

General Don DONATO GUERRA.
Estatua erigida por el estado de Jalisco y develada el 4 de abril de 1896. Obra del escultor Don Jesús Contreras
Donato Guerra nació el 22 de octubre de 1832 en la población de Teocuitatlán, Jalisco. No hay rastros de su niñez, ni de su juventud, pero aparece el 8 de octubre de 1864, con el grado de capitán de caballería en el Ejército de Occidente, bajo las órdenes del General Ramón Corona. En el estado de Sinaloa participó, ese mismo año, en dos hechos de armas: Jumayar el 15 de octubre y Huyamal el 30 de noviembre. En 1865 participó en la defensa del Espinazo del Diablo y en la toma de Veranos.
En 1866 tuvo muy destacada participación en Las Higueras cerca de Mazatlán, La Concordia, Callejones Barrón, Palos Prietos, Piedra Gorda, Matatán y La Coronilla. En esta última acción de guerra, salió herido. Al final de 1866 su estado natal había logrado la paz y él fue ascendiendo hasta obtener el grado de coronel de caballería por el estado de Jalisco.
En 1867 en plena lucha contra las fuerzas del imperialismo, el coronel Guerra tuvo destacada participación en la ocupación de la ciudad de Colima, para después partir rumbo a Querétaro tomando parte del sitio y ocupación de dicha plaza. Finalmente se incorporó a las fuerzas del general Porfirio Díaz y bajo su mando tomó parte en el sitio y ocupación de la capital de la República, tras la caída de Maximiliano de Habsburgo..
Después del triunfo de la República, se le encomendó el mando de la caballería durante el asalto a la Ciudadela en 1871, que había sido tomada por un grupo de opositores al Presidente Juárez. Guerra recibió el grado de general de brigada del propio Presidente Juárez, como recompensa a su destacada actuación, el 8 de noviembre de 1871..
Al iniciar el movimiento revolucionario de Tuxtepec en el mes de septiembre de 1876, Guerra se incorporó nuevamente a la lucha armada y se dispuso a cruzar el estado de Durango. Durante el trayecto fue traicionado por un supuesto aliado, quien puso sobre aviso a un destacamento de tropas lerdistas por quienes fue capturado. Se ordenó su traslado a Chihuahua para ser sometido a juicio, pero las tropas que lo trasladaban hicieron alto en la población de Avalos, Chihuahua. Cuando el contingente descansaba fue atacado por un grupo de soldados porfiristas, perdiendo la vida el comandante de la tropa lerdista. En la confusión de la contienda, la tropa lerdita aprovechó el incidente para ejecutar a Donato Guerra, sin consideración alguna. Falleció en el rancho de Avalos el 19 de septiembre de 1876. y fue sepultado en la Rotonda de las Personas Ilustres del Panteón Civil de Dolores, en la Ciudad de México, D.F.
Fuentes: (1) y (6)

18 MANUEL LOPEZ COTILLA
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don MANUEL LOPEZ COTILLA.
Estatua erigida por el estado de Jalisco y develada el 4 de abril de 1896. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
Manuel López Cotilla nació el 22 de julio de 1800 en la ciudad de Guadalajara, Jalisco. Recibió esmerada educación, pues su padre fue un comerciante de buena posición económica, por desgracia falleció cuando apenas estudiaba el primer curso de filosofía en el Seminario Conciliar de su ciudad natal. Los vientos de la Independencia y el segundo matrimonio de su madre afectan la situación económica familiar y se vio obligado a vivir con su padrastro, dedicando todo su tiempo al estudio de las matemáticas y el dibujo.
En 1828 ocupa su primer cargo público como síndico del Ayuntamiento. Al consumarse la Independencia en 1821 tan sólo había 3 escuelas públicas en Guadalajara y este deplorable atraso duró hasta 1835. En ese año Don Manuel López Cotilla fue nombrado regidor del Ayuntamiento y se le encomendó la comisión relacionada con la educación escolar. De allí surgió el primer reglamento de escuelas municipales publicado el 27 de noviembre de 1835, estableciendo nuevos métodos, reglas magisteriales, exámenes y premios por aprovechamiento. En su período de regidor se fundaron tres escuelas para niños y seis para niñas y otras cinco en los suburbios para atender niños de ambos sexos.
Don manuel dedicó su vida a la educación y aún cuando fue nombrado Concejero Municipal continuó dedicando su tiempo a la comisión de escuelas. El 8 de agosto de 1837 publicó el primer plan para la enseñanza primaria, organizando la instrucción no solamente en la capital, sino la del estado por entero. Su sueño de la enseñanza gratuita incluía además la premisa: "sin que haya pueblo por pequeño que sea, en que deje de haber una (escuela) para niños".
En 1851 propuso el establecimiento de una escuela normal para profesores, pero dicho proyecto no fue posible llevarlo a efecto. Don Manuel escribió, tradujo e imprimió varias obras, en algunos casos con sus propios recursos como "Geometría Práctica para las Escuelas" y el "Curso de Pedagogía" que obsequió a los profesores. Otra de sus obras "Estadísticas del Estado de Jalisco" única en su género en aquella época.
Admirable educador y singular filántropo Don Manuel López Cotilla se vio obligado en 1855 a renunciar a su empleo de inspector escolar, que había desempeñado por 20 años, acosado por las enfermedades que lo postraron en el lecho del dolor. Falleció en Guadalajara el 27 de octubre de 1861.
Fuentes: (1)  (4) y (6)

19 GUADALUPE VICTORIA
Oprima en la foto
para ver la estatua

General Don GUADALUPE VICTORIA.
Estatua erigida por el estado de Durango y develada el 5 de mayo de 1896. Obra del escultor Don Gabriel Guerra, esculpida por su discípulo Don Melesio Aguirre.
Guadalupe Victoria nació el 29 de septiembre de 1786 en Tamazula, Durango. Fue bautizado con el nombre de Miguel Antonio Fernández Félix, pero lo cambió por el de Guadalupe Victoria al abrazar la lucha por la Independencia de México. Estudió en el seminario de su ciudad natal y después se trasladó a la Ciudad de México continuando sus estudios en el Colegio de San Ildefonso. Al inicio de la guerra de Independencia abandonó sus estudios para enrolarse en las filas insurgentes en 1811. Su primera acción de guerra se dio en noviembre de 1812, tomando parte en el ataque a Oaxaca, en el que participó con gran valor y entrega a las órdenes de Don José María Morelos.
Se recuerda el hecho de haber lanzado su espada hacia el enemigo al grito de "Va mi espada en prenda, voy por ella", con el objeto de estimular a sus tropas durante la batalla. Aquel intrépido lance los condujo a la victoria, haciendo honor al nombre que llevaba.
El Congreso de Chilpancingo lo nombró General Brigadier en 1814 y su acción militar en Oaxaca le valió para que lo pusieran al mando del ejército insurgente en Veracruz. El Puente Nacional fue el sitio en el que concentró su apoyo a la causa, atacando a los convoyes que pasaban del puerto hacia Jalapa. En 1816 al arribo del nuevo virrey, Don Juan Ruiz de Apodaca, atacó el convoy que lo llevaba a la Ciudad de México y estuvo a punto de capturarlo.. Permaneció en la zona veracruzana hasta 1817, año en que fue derrotado en Palmilla por el español José Manuel de Armijo.
Don Guadalupe Victoria hombre de carácter sumamente bondadoso con sus tropas, pero tranquilo y frío en la lucha armada, logró hacerse de un amplio prestigio. Sin embargo, los desastres de la insurrección en diversas partes del país minaron su salud y su entusiasmo
y se vio precisado a mantenerse oculto hasta el final de la lucha y consumación de la Independencia.
Don Guadalupe Victoria nunca creyó que Agustín de Iturbide estuviera plenamente convencido del sentido profundo del movimiento de insurgencia y por lo mismo se opuso al  imperio que pretendió formar,
En diciembre de 1822 el general Santa Anna proclamó la República y Don Guadalupe Victoria al dar su apoyo  al movimiento, recibe el mando militar en el puerto de Veracruz. Con gran constancia y patriotismo Victoria hostilizó a los españoles que se encontraban aún en posesión del castillo de San Juan de Ulúa, último reducto del dominio español.
A la caída de Iturbide, en 1824, junto con Celestino Negrete y Nicolás Bravo forma parte del Triunvirato, para encargarse del Poder Ejecutivo. Ese mismo año, el 10 de octubre, es declarado el primer Presidente Constitucional de México, permaneciendo en el cargo hasta 1829, cuando tiene lugar el motín de "La Acordada" y el saqueo del Parián y le resulta obligado dimitir al cargo, que concluiría en ese mismo año..
Su gobierno, como era de esperarse en una nación que trata de incorporarse con titubeos a la vida institucional, tuvo errores pero también muchos y significativos aciertos. El 18 de noviembre de 1825, el general Miguel Barragán tomó el último bastión español, la fortaleza de San Juan de Ulúa en Veracruz. Al siguiente año, el 16 de septiembre, Don Guadalupe Victoria pudo dar nuevamente El Grito de Dolores y decretar formalmente el fin de la esclavitud. Sus palabras fueron: "Este día en que se celebra el aniversario de la libertad, recibidla en nombre de la patria y acordaos que sois libres por ella; para honrarla y defenderla".
Su gobierno se distinguió por la promoción de las relaciones internacionales, firmó un tratado con la Gran Bretaña  que reconoció a México como nación independiente y también delimitó la frontera con los Estados Unidos. Le dio carácter jurídico al Distrito Federal como sede de los poderes nacionales, fijando un radio de 4 leguas a la redonda para determinar su extensión territorial;  reconoció la deuda adquirida por los virreyes hasta 1810 y  organizó la administración pública, con la creación de la Tesorería General de la Nación. Impulsó la educación mediante la construcción de escuelas públicas y el Dr. Pedro Escobedo abrió un curso sobre operaciones quirúrgicas, demostrando así su interés por la salud de los mexicanos.
Al término de su gobierno se retiró a su hacienda "El Jobo", en Veracruz. Después de varios años de penosa enfermedad Don Guadalupe Victoria, primer presidente de México, muere el 21 de marzo de 1843 en la ciudad de Perote, Veracruz. El 25 de agosto de 1843 es declarado Benemérito de la Patria por el Congreso y su nombre quedó grabado, para siempre con letras de oro, en el recinto legislativo. Sus restos se encuentran en la Columna de la Independencia y su estatua, como ya lo sabemos, en el Paseo de la Reforma  Su nombre está grabado con letras de oro en el Muro de Honor de la Cámara de Diputados.
Fuentes: (1)  (4) y (6)

20 FRANCISCO ZARCO
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don FRANCISCO ZARCO.
Estatua erigida por el estado de Durango y develada el 5 de mayo de 1896. Obra del escultor Don Gabriel
Guerra. 
Francisco Zarco nació en Durango el 4 de diciembre de 1829. Estudió idiomas en el Colegio de Minas, pero su habilidad para aprender por su cuenta le llevó a profundizar en temas relacionados con las ciencias sociales, el derecho y la teología, Desde pequeño mostró especial habilidad y talento en sus presentaciones literarias, aunada con su incansable actividad y constancia en el trabajo.
A los 18 años llegó a radicar en Querétaro, lugar donde obtuvo su primer trabajo como oficial mayor de Luís de la Rosa. En 1847, con motivo de la guerra contra Estados Unidos, Manuel de Peña y Peña fue nombrado Presidente interino y tuvo que trasladar los poderes a la ciudad de Querétaro. En aquella triste y comprometida situación, el joven Francisco Zarco fue el encargado de levantar las actas de las sesiones de Consejo.
En 1848, ya en México, es nombrado oficial mayor del Ministerio de Relaciones Exteriores. También inicia su actividad como periodista, colaborando en el diario "El Demócrata". Participó en el periódico de corte satírico "Las Cosquillas", crítico del sistema encabezado por el general Mariano Arista, razón por la que es perseguido. Ingresó como colaborador del diario Siglo XIX hasta convertirse en director del célebre diario. En 1849 se hizo cargo como redactor en jefe del diario "Siglo". Al triunfo de la Revolución de Ayutla volvió Don Francisco Zarco a la jefatura de redacción del diario Siglo XIX.
En 1854, cuando tenía 22 años, fue nombrado diputado suplente del Congreso de la Unión por el estado de Yucatán. En 1856 vuelve a ocupar el sitio, al ser elegido por el estado de Durango y apoya con valor y entusiasmo las Leyes de Reforma. Tuvo parte activa y eficaz en la redacción de la Constitución de 1857 y se distinguió por ser el primero en México en publicar al día siguiente, un relato fiel y completo de los debates del Congreso. Esto cuando solamente el Times de Londres era capaz de lograrlo.
Zarco se opone al golpe de Estado preparado por Félix Zuloaga en contra del gobierno de Ignacio Comonfort, por lo que nuevamente es perseguido y afortunadamente logra escapar. Las fuerzas represoras de los gobiernos no logran amedrentarlo, por que lo que sigue su labor periodística bajo el pseudónimo de Fortún.
En 1861, el presidente Benito Juárez lo nombra ministro de Gobernación y de Relaciones Exteriores, pero Francisco Zarco renuncia a los cargos para dedicarse por completo a su labor periodística.
Zarco fue en su tiempo el periodista más importante del país. Como político republicano defendió los derechos fundamentales de las clases populares y la absoluta libertad de expresión.
Don francisco Zarco murió en México a los 40 años de edad, el 29 de diciembre de 1869. El Congreso de 1869 lo declaró Benemérito de la Patria y ordenó que su nombre fuese inscrito con letras de oro en el Muro de Honor de la Cámara de Diputados. Aparte de la estatua a la que hacemos referencia en este trabajo, su nombre forma parte de la nomenclatura de las calles y aparece también en escuelas de muchas poblaciones del país. Sus restos descansan en el Panteón de San Fernando de la Ciudad de México.
Fuentes: (1)  (4) y (6)  

21 PLUTARCO GONZALEZ PLIEGO
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don PLUTARCO GONZALEZ PLIEGO
Estatua erigida por el Estado de México, colocada en 2006.
Plutarco González nació en 1813, en la ciudad de Toluca.. Estudió allí mismo, en el Instituto Científico y Literario. Fue comandante militar y en 1847 combatió al ejército  estadounidense durante la invasión. En 1855 participó en la Revolución de Ayutla en el Valle de Bravo. También fue gobernador del Estado de México. Murió en Malinálco el 21 de octubre de 1857.
Fuentes: (3), (6)

22 LEON FRANCISCO GUZMAN
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don LEON FRANCISCO GUZMAN MONTES DE OCA
Estatua erigida por el Estado de México, colocada en 2006.
León Francisco Guzmán nació el
5 de noviembre de 1821 en Tenango del Valle, Estado de México. Estudió leyes y recibió el título de abogado.  Formó parte de  la Comisión Redactora de la Constitución de 1857. En Puebla fue presidente del Tribunal Superior de Justicia y después ocupó el cargo de Procurador General de la Nación. En 1861 ocupó la cartera de secretario de Relaciones Exteriores  y  asumió la gubernatura interina del Estado de Guanajuato en 1867.  Debido a que  protestó enérgicamente por la reelección de Benito Juárez fue destituido por éste, el 11 de septiembre de 1867. Falleció en el Rancho San Isidro del estado de Nuevo León víctima de una pulmonía, el 3 de mayo de 1884.
Fuentes: (4), (6)

23 JOSE MANUEL OJINAGA
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don JOSE MANUEL OJINAGA CASTAÑEDA.
Estatua erigida por el estado de Chihuahua y develada el 15 de septiembre de 1896. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
Manuel Ojinaga nació en
la Hacienda de las Garzas, perteneciente al municipio de La Cruz, Chihuahua, el día 8 de abril de 1833, de acuerdo con lo expresado en su fe de bautismo. De niño quedó huérfano de padre, quedando al cuidado de su madre y cursando su educación  primaria en el Valle de Allende. Después se trasladó a la ciudad de Chihuahua, en donde obtuvo una plaza de escribiente en la Contaduría Mayor de Hacienda a fines de 1850, estudiando a la vez en el Instituto Científico y Literario. 
Viajó a la capital de la república y se inscribió como alumno externo en la Escuela de Minería. Luchó contra todo género de contrariedades y privaciones durante los primeros años de sus estudios y se distinguió  por su talento, dedicación y conducta irreprochable. Obtuvo diplomas de  Agrimensor, Ingeniero de Minas y Ensayador.
En 1861 regresó a Parral, Chihuahua para ejercer su profesión de Ensayador y poco después por sus méritos, fue electo diputado de la II Legislatura local.
En 1864 se alistó en la guardia nacional del Cantón Hidalgo y  fue electo teniente coronel del Batallón 1º de Chihuahua. Poco después se le confirió la jefatura del mismo batallón y se incorporó a la brigada que comandaba el general José María Patoni, con la que marchó al estado de Durango y participó en la acción de guerra librada en la Majoma el 21 de septiembre del mismo año, distinguiéndose por su valor al realizar una carga a bayoneta calada, que sirvió para rechazar  a  los invasores franceses.
En 1865 ascendió a coronel y formó parte de la división del general Miguel Negrete. Estuvo en la recuperación de las ciudades de Saltillo y Monterrey y en el asedio al puerto de Matamoros, así como en la acción de guerra librada en la Angostura contra las fuerzas francesas. El 4 de agosto de 1865 el Presidente Juárez le otorgó el ascenso a General de Brigada Graduado y lo nombró gobernador y comandante militar del Estado y jefe de todas las fuerzas republicanas dentro de su territorio. Después de la salida del Presidente Juárez y sus ministros en dirección al Paso del Norte y la inminencia de la llegada a Chihuahua de las fuerzas francesas, que encabezaba el General Brincourt,  el gobernador Ojinaga se retiró con los poderes locales, en dirección a ciudad Guerrero para dividir la atención de los invasores. Con extremo esfuerzo y apenas llegado a ciudad Guerrero,  el día 20 del mes de agosto fue informado por el jefe político de la agitación existente en los pueblos cercanos a favor del imperio. Comprometida la existencia del gobierno; procedió a reorganizar las cortas fuerzas que le quedaban y ante la imposibilidad de controlar la situación, Ojinaga y  no más de 70 hombres salieron el día 1o. de septiembre en dirección al Mineral de Ocampo. Por el camino en Arisiachi  pernoctó con sus fuerzas, en su mayoría desmoralizadas y ya presintiendo la tragedia que se avecinaba. Al siguiente día, a pesar de haber recibido un aviso previo, lo detuvo una partida soldados imperialistas que le exhortaron a rendirse. Ojinaga se negó y contestó con energía "¡No me rindo traidores!" y sacando su pistola  disparó sobre ellos, dando muerte a tres soldados. Llegó el teniente Carmen Mendoza y disparó una bala de su arma al abdomen del general Ojinaga, de cuyas consecuencias falleció dos horas y media después, el día 2 de septiembre de 1865. El Presidente Juárez, en reconocimiento de sus virtudes cívicas, cambió el nombre al antiguo Presidio del Norte por el de Villa de Ojinaga, en honor del gobernante sacrificado.
Fuentes: (1), (4) y (6)

24 ESTEBAN CORONADO
Oprima en la foto
para ver la estatua

General Don ESTEBAN CORONADO HINOJOSA.
Estatua erigida por el estado de Chihuahua y develada el 15 de septiembre de 1896. Obra del escultor Don Jesús Contreras
Esteban Coronado nació en Tacupero, Sonora, en 1822, aunque radicó en Moris, Chihuahua, desde los tres años de edad. Desde muy joven se inició en la carrera de la política y de las armas. Se enlistó en el ejército para combatir la invasión norteamericana a Chihuahua ocurrida en 1847.
En 1856 fue encarcelado por pronunciar un encendido discurso patriótico, pero logró escapar. En 1857 fue electo diputado del Congreso Constituyente, que aprobó las leyes de Reforma, promulgadas por el presidente Benito Juárez.  Luchó al lado de las fuerzas liberales durante la Guerra de Reforma, participó en las batallas de Mazatlán y Tepic. En ésta última, quedó rodeado por los enemigos y al verse sin tropa y sin pertrechos, se lanzó personalmente al combate, donde resultó gravemente herido en una pierna. La herida según opinaron los médicos, le daba dos alternativas: conservar la pierna y seguir con una recuperación prologada de más de 6 meses o bien amputarla y recuperarse en menos de un mes. El general Coronado optó por la amputación expresando: "Mi pierna le hará falta al general Coronado, pero mi tiempo le hará falta a la Patria". Por desgracia la operación no tuvo éxito  y le causó la muerte unas horas después de realizada, el 2 de noviembre de 1859. En 1895, el Congreso del Estado lo nombró Benemérito del Estado, por sus hazañas militares y su labor como jurista y legislador.

Fuentes: (1), (4) y (6)

25 JOSE EDUARDO DE CARDENAS
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don JOSE EDUARDO DE CARDENAS.
Estatua erigida por el estado de Tabasco y develada el 2 de abril de 1897. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
José Eduardo de Cárdenas nació en Cunduacán, Tabasco,  el día 13 de octubre de 1765. Desde muy temprana edad demostró su especial capacidad intelectual, pero sus padres de recursos limitados, no tenían posibilidades económicas para darle la educación adecuada. Su tío político, Don Juan de Amestoy, coronel del ejército real, es quien se hace cargo de su educación y lo inicia en el aprendizaje de la gramática latina. De pequeño aspiró a la carrera militar y llegó a obtener los cordones de cadete de las antiguas milicias reales. El obispo de Yucatán le otorgó una beca de estudios en el Seminario Trtdentino de Mérida, iniciando así sus estudios preparatorios de la carrera eclesiástica. A los 16 años, el obispo Piña y Mazo le confiere las cuatro órdenes menores y le autoriza para dar pláticas doctrinales. Ocho años después se traslada a la Ciudad de México para recibir las órdenes mayores. En 1788 recibe el nombramiento de vicerector del Colegio de San Juan de Letrán. Al ordenarse como presbítero en 1794, el arzobispo le concede licencia sin límite alguno, para ejercer su ministerio en todo el arzobispado.
En 1797 retorna a su tierra natal Tabasco, ocupando diversos cargos importantes que le fueron asignados por el obispo de Yucatan. En 1810, es designado por su natal Tabasco, para que ocupe el cargo de diputado ante las Cortes de Cádiz. El 24 de julio de 1811, el doctor Cárdenas presenta en las cortes, un estudio sobre las necesidades más apremiantes de su provincia, en el cual apuntaba los males y mostraba las posibles soluciones. Entre sus revolucionarias propuestas incluía la organización de la enseñanza gratuita, sin ninguna distinción de clases sociales y sin la exclusión de los indios. Otros temas sobresalientes de la memoria presentada, proponían las sociedades agrícolas, libertad de comercio, creación de ayuntamientos por elección popular y la división del gobierno en tres poderes: Legislativo, Ejecutivo y Judicial.
El 1o. de agosto de 1811 el grupo de 33 diputados que provenían de América, presentaron ante las Cortes de Cádiz, una exposición de motivos sobre la guerra de Independencia iniciada en México, proponiendo medidas de pacificación. Esta propuesta significó la desgracia de sus autores, pues provocó el encono y molestia de Fernando VII, tras de su retorno al trono de España. Todos ellos fueron vigilados como sospechosas al retornar a sus tierras y por lo mismo grandes dificultades y peligros tuvo que pasar el doctor Cárdenas, para poder regresar a su curato de Cunduacán. En enero de 1821 finalmente se apagó la luz de su existencia, dejando la imperecedera huella de aquella vida que fue consagrada al bien.
Fuentes: (1) y (6)

26 GREGORIO MENDEZ MAGAÑA
Oprima en la foto
para ver la estatua

Coronel Don GREGORIO MENDEZ MAGAÑA.
Estatua erigida por el estado de Tabasco y develada el 2 de abril de 1897. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
Gregorio Méndez Magaña nació en Villa de Jalpa (hoy Jalpa de Méndez), en Tabasco el 27 de marzo de 1836. Aprendió de sus padres  las labores del campo y del comercio, quedando huérfano a los 16 años de edad. Merced a su honradez y dedicación al trabajo logró un pequeño capital. En 1859 pudo fundar una escuela nocturna y al año siguiente una escuela de música.
Durante la Intervención Francesa y habiéndose entregado el poder a los conservadores, el general Arévalo se posesionó del gobierno estatal enarbolando la bandera de la intervención y derrocando al gobernador Victorio Dueñas. Don Gregorio Méndez organizó una fuerza para combatirlos y se levantó en armas  el 8 de octubre de 1863 en Comalcalco. Tomó rumbo a Cárdenas donde dos días antes Sánchez Magallanes se había rebelado y unen sus fuerzas. Don Gregorio Méndez se hizo cargo del mando, destacando la derrota inflingida  al enemigo el 1º de noviembre de 1863, en el encuentro ocurrido en las cercanías  de Cunduacán. Vendría después la toma de San Juan Bautista (hoy Villahermosa) y la huida de los invasores el 27 de febrero de 1864.
En los últimos meses de 1867, Don Gregorio Méndez estuvo en la Ciudad de México y en visita especial al presidente Benito Juárez, le entregó las banderas francesas arrebatadas al enemigo. Es en ese momento cuando recibe el grado de coronel del ejército nacional y la condecoración con al cruz de primera clase. Aún cuando solicitó su retiro para dedicarse a la vida privada, en 1871 fue nombrado jefe de reemplazos en Tabasco y más tarde se incorporó a la brigada del general Pérez Figueroa en Veracruz.  También figuró como comandante militar en Acapulco; jefe político y militar de Orizaba; jefe de Reemplazos en Yucatán y finalmente gobernador de Tabasco por un breve período. Tiempo después partió rumbo a la Ciudad de México en donde falleció el 28 de marzo de 1887.
Fuentes: (1) y (6)

27 FRANCISCO PRIMO VERDAD
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don FRANCISCO PRIMO DE VERDAD.
Estatua erigida por el estado de Aguascalientes y develada el 5 de mayo de 1898. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
Francisco Primo Verdad
nació el 9 de junio de 1760 en la hacienda de la Purísima Concepción en Ciénega de Mata, perteneciente actualmente al estado de Jalisco, pero que por entonces estuvo adscrita a la jurisdicción de Aguascalientes. En mayo de 1784 es enviado a la Ciudad de México para estudiar la carrera de abogado en el Real Colegio de San IIdefonso, en donde padeció la discriminación que existía hacia los criollos.
Fue abogado de la Real Audiencia y prominente profesionista en el Colegio de Abogados, finalmente en 1808 ocupó el puesto de Síndico del Ayuntamiento de la Ciudad de México. En ese año España fue invadida por el ejército francés y los reyes  españoles fueron obligados a abdicar  en favor de Napoleón I. Ante tal situación,  el 15 de julio de 1808; Don Francisco Primo Verdad propuso al Virrey José de Iturrigaray que reuniera a todos los Ayuntamientos para formar un Gobierno Independiente Provisional, pues éstos eran los representantes de toda la población y serían los rectores ante la autoridad desaparecida.
El 9 de agosto de 1808, el virrey Iturrigaray, de bastante mala reputación, convocó a una histórica  junta que incluía, aparte de los síndicos municipales, al arzobispo, miembros de los tribunales, inquisidores y vecinos notables, sumando un total de 82 distinguidos personajes. El virrey expuso primero la situación y ante las observaciones del oidor Catani, le fue concedida la palabra al Lic. Verdad , para que por su  boca se pudiera escuchar algo que jamás había resonado en la Nueva España: ".... que el pueblo fuente y origen de la soberanía ...", debía de reasumirla para depositarla en un gobierno provisional. Los acontecimientos no se dejaron esperar y los peninsulares, encabezados por Gabriel Yermo, comenzaron a conspirar para terminar con las aspiraciones de soberanía de los criollos. Por ello, el 15 de septiembre de 1808, por la fuerza hicieron prisionero al virrey y su lugar lo ocupó Pedro Garibay. Lo mismo sucedió con los principales criollos defensores de la independencia y por lo tanto el licenciado Verdad fue llevado preso a una de las celdas de la cárcel del Arzobispado, donde al día siguiente, el 4 de octubre de 1808, amaneció muerto . Aunque el motivo de su muerte sigue siendo una incógnita, es de suponerse que fue víctima de sus carceleros y que pudo haber sido ahorcado o envenenado en su misma celda.
La justa pretensión del licenciado Verdad de darle la independencia a México, fue brutalmente sofocada
Fuentes: (1) (5) y (6)

28 JOSE MARIA CHAVEZ
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don  JOSE MARIA CHAVEZ ALONSO.
Estatua erigida por el estado de Aguascalientes y develada el 5 de mayo de 1898. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
José María Chávez n
ació el 26 de febrero de 1812, en el rancho del Alamito,  de la villa de Encarnación en el estado de Jalisco y en la colindancia con el estado de Aguascalientes
. Sus padres dedicados a la agricultura le dieron la educación primaria en su pueblo, pero el niño tuvo especial inclinación a la lectura, por lo que aprendió de manera autodidacta, sobre temas relacionados con el arte y la mecánica. Al trasladarse a la ciudad de Aguascalientes, José María tuvo que trabajar como ayudante en un taller de carpintería, mostrando muy especial aptitud para corregir los errores de su propio maestro. Algún tiempo después, con su padre y su hermano, abrió un taller de carpintería. Fue después el fundador de un taller denominado "El Esfuerzo" en el que se cubrían diversas áreas como: carpintería,  carrocería, herrería, plomería, estampado, fundición imprenta, encuadernación, litografía y otras. La mayor parte de sus obras las realizó con un especial sentimiento de ayuda al prójimo, movido por su muy profundo  patriotismo.
Adherido al Plan de Ayutla, luchó en la Guerra de Reforma, tanto desde la tribuna periodística, como con las armas. Fue diputado en el congreso local que promulgó la constitución estatal de 1857. En 1858 Aguascalientes fue ocupado por los conservadores y una vez desalojados estos por los liberales en 1859, fue nombrado gobernador interino. Ocupa el cargo de gobernador constitucional el 20 de octubre de 1862 por un año.
El 20 de diciembre de 1863 la ciudad de Aguascalientes es tomada por el ejército francés, por lo que  José María Chávez reagrupa su reducidas fuerzas militares para resistir  la invasión  y recorre lo pueblos colindantes con Zacatecas. Finalmente el 26 de marzo de 1864, encontrándose al mando de apenas 150 soldados y 80 caballos, es derrotado por los franceses en la hacienda de Malpaso. Al día siguiente Chávez fue hecho prisionero en la población de Jerez. Ligeramente herido por una lanza, fue conducido a Zacatecas y se le puso a disposición de las cortes marciales de ingrata memoria. Se le formó un consejo de guerra y se le condenó a muerte. A pesar de las peticiones populares para que se le concediese el perdón, fue fusilado el 5 de Abril de 1864 en Zacatecas. Antes de morir escribe una carta a su esposa en la que dice: “...muero por haber intentado defender la Independencia de mi Patria, no creo haber cometido una falta ...”. Sus restos fueron trasladados a la ciudad de Aguascalientes en Octubre de 1865 y fueron depositados en la Plaza de la Patria (plaza central) de la ciudad.
Fuentes: (1) (4) y (6)

29 HERMENEGILDO GALEANA
Oprima en la foto
para ver la estatua

General Don HERMENEGILDO GALEANA.
Estatua erigida por el estado de Guerrero y develada el 5 de mayo de 1898. Obra del escultor Don Jesús Contreras
Hermenegildo Galeana nació en Técpan, Guerrero, el 13 de abril de 1762. Perteneció a una familia de hacendados criollos. Poco se sabe de su infancia y de su existencia en la hacienda de San José del Zanjón, propiedad de su familia.
El 7 de noviembre de 1810, al paso de Morelos por la región, decide alistarse en sus filas, en unión de sus hermanos Juan y Fermín y un grupo de 800 hombres equipados con un pequeño cañón denominado "El Niño".
Con esta gran ayuda Morelos avanzó sobre Acapulco distinguiéndose Galeana en todas las acciones militares emprendidas. Tiempo después Morelos lo nombró su lugarteniente y ya al mando de sus propias fuerzas, destacó en el combate de la hacienda de Chichihualco (véase Leonardo Bravo), y después en la defensa de Tixtla. Participó y obtuvo sonadas victorias en Tepecoacuilco, Taxco, Tecualoya y Tenancingo, antes de emprender la  marcha rumbo a Cuautla.
En 1812, durante los 72 días que duró el Sitio de Cuautla, Don Hermenegildo fue protagonista de dos actos sublimes de heroísmo. En el primero de ellos, salva la vida de Don José María Morelos, al rescatarlo valerosamente de los soldados realistas que le habían tendido una emboscada y lo mantenían prisionero. En la segunda, mantiene un duelo a muerte con el capitán español Sagarra, con el que combate cuerpo a cuerpo, hasta quitarle la vida y desarmarlo a la vista de ambos ejércitos.
El 2 de mayo de 1812 las fuerzas insurgentes rompen el cerco  de Cuautla y emergen victoriosas. Múltiples hazañas realizó Galeana durante los siguientes años, participando con gran valor y gloria en las batallas de Tehuacán, Orizaba, Oaxaca y Acapulco. Cuatro años habría de durar su lucha por la independencia, hasta llegar el 27 de junio de 1814 a Coyuca de Benitez que era defendido por las huestes del comandante Avilés. Sorprendido y derrotado, Galeana trata de reagrupar sus fuerzas y emprende a galope un veloz y audaz movimiento, que lo proyectó contra la rama de un árbol cercano cayendo por tierra. Al empuñar su espada para defenderse de los atacantes, recibió una bala en el corazón que le segó la vida sin remedio.
Así termina la fulgurante carrera militar de Don Hermenegildo Galeana, cuya muerte conmovió profundamente al gran Morelos, exclamando con profunda tristeza. "Ya no soy nada; acabáronse mis brazos". Su nombre está grabado con letras de oro en el Muro de Honor de la Cámara de Diputados.
Fuentes: (1) y (6)

30 LEONARDO BRAVO
Oprima en la foto
para ver la estatua

General Don LEONARDO BRAVO.
Estatua erigida por el estado de Guerrero y develada el 5 de mayo de 1898. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
Leonardo Bravo, nació en Chilpancingo, Guerrero el año de 1764. Fue hijo de una distinguida familia española y poseedor de regular fortuna.  Al conocer el movimiento insurgente de Don Miguel  Hidalgo, abraza la causa con singular entusiasmo y como jefe de familia la inculca y arraiga en sus hijos y familiares cercanos. Don Leonardo Bravo nunca estuvo de acuerdo en  proporcionar y organizar hombres para el ejército realista, de modo que terminó por convertirse en un perseguido, ocultándose en las cuevas de Michapa, cercanas a su hacienda de Chichiualco. En 1811 los visitó  Don Hermenegildo Galeana, quién había sido enviado por Morelos para solicitar los recursos necesarios para continuar con la lucha. Los Bravo le aportaron una gran cantidad de víveres y desde ese momento se alistaron en el movimiento de independencia. El comandante español Garrote había seguido los pasos de Galeana, atacándolos por sorpresa, cuando sus hombres tranquilamente se bañaban en el río cercano. Con ímpetu extraordinario los insurgentes, con la ayuda de los Bravo, repelieron la agresión, haciéndolos huir y dejando abandonados 300 fusiles y gran número de muertos y prisioneros.
De esta manera Don Leonardo se une a Morelos y la victoria de Chichiualco le facilita a los insurgentes la toma de Chilpancingo. Leonardo Bravo realiza  una excelente labor; construye material de guerra, administra e incluso combate en la línea de fuego.
Afanosamente los Bravo prepararon la defensa de Cuautla y permanecieron allí los los 72 días que duró el cerco de la población por los realistas al mando de Calleja. Cuando  Don Leonardo logra salir de Cuautla con las fuerzas insurgentes que rompen el sitio, poco tiempo después es aprehendido en la hacienda de San Gabriel y trasladado a la capital de la Nueva España. A pesar de los esfuerzos de Morelos de canjear su vida por 800 prisioneros españoles, finalmente es juzgado y sentenciado a morir estrangulado mediante el  tormento del "garrote vil". Su sacrificio se realiza en público en lo que fueron las calles del Ejido, hoy Rosales, el 14 de septiembre de 1812. Su nombre está grabado con letras de oro en el Muro de Honor de la Cámara de Diputados.
Fuentes: (1) y (6)

31 RAMON CORONA
Oprima en la foto
para ver la estatua

General Don RAMON CORONA MADRIGAL.
Estatua erigida por el estado de Sinaloa y develada el 15 de septiembre de 1898. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
Ramón Corona nació el 18 de octubre de 1837, en el rancho de Puruagua, cercano a la población de Tuxcueca en el estado de Jalisco. A temprana edad se dedicó al comercio, pero los sucesos políticos le impulsaron a enrolarse al ejército bajo las banderas de la Reforma, proclamada por el Partido Liberal. Ramón Corona logró sus ascensos en base a su destacada participación, obteniendo el grado de general de brigada en 1865 y el de general de división en 1866.
Benito Juárez lo designa General en Jefe del Ejército de Occidente, obteniendo varias victorias contra los imperialistas en Sinaloa y Nayarit. Luchando contra la Intervención Francesa, participa en innumerables acciones de guerra en Sinaloa, entre las que se destacan: la de Palos Prietos y Villa Unión.
En 1867 participa en la ocupación de la ciudad de Guadalajara y asiste al sitio, ocupación y caída de Querétaro, donde Maximiliano de Habsburgo le entrega su espada al rendirse. El general Ramón Corona murió como consecuencia de un asalto en que recibió tres heridas con arma blanca, el 11 de noviembre de 1889 en Guadalajara.
Fuentes: (1) , (4) (6)

32 ANTONIO ROSALES
Oprima en la foto
para ver la estatua

General Don ANTONIO ROSALES.
Estatua erigida por el estado de Sinaloa y develada el 15 de septiembre de 1898. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
Antonio Rosales nació en Juchipila, Zacatecas el 11 de julio de 1822. Sus estudios los realizó en el Seminario de Guadalajara, Jalisco. La poesía y el periodismo fueron actividades que Antonio Rosales practicó desde muy joven.
A los 24 años, 1846, Rosales se inscribió en la Guardia Nacional, con el fin de participar en los combates contra las fuerzas norteamericanas. Durante el conflicto  intervino en la defensa de Monterrey.
De regreso a Guadalajara en 1851 se dedicó al periodismo, habiendo fundado un pequeño  periódico, El Cantarito, que fue de tendencias liberales y que le acarreó persecuciones e incluso prisión. En 1856 y 1857 aparece como redactor del periódico oficial de Culiacán, Sinaloa y tiempo después se desempeña como Secretario Interino de Gobierno, llegando al grado  de coronel, en el año de 1857.
El momento más sublime en la vida de Don Antonio Rosales se da en el año de 1864 durante la guerra de Intervención Francesa y después de que fondeó en Mazatlán la escuadra francesa del Pacífico, al mando del comandante Le Normand de Kergrist. En la que se conoce como  Batalla de San Pedro, el coronel Rosales, al frente de menos de 400 hombres,  derrotó al ejército invasor francés al mando del comandante Gazielle, después de que este desembarcara en el puerto de Altata, en un paraje cercano a Culiacán. Este triunfo se dio el día 22 de diciembre de 1864, batiendo y tomando prisioneros al mismo comandante y al doble de soldados oponentes.
En respuesta a su parte de guerra, el ministro de guerra le contesta a Rosales: "La gloria que este triunfo le da a las armas nacionales y al estado de Sinaloa, será siempre también una gloria para usted , que se ha honrado en gran manera ..." 
Así Don Antonio Rosales defendió la Ciudad de Culiacán de la inminente invasión francesa y es por ello que su estatua se construyó en el Paseo de la Reforma a solicitud del estado de Sinaloa, a pesar de ser oriundo del estado de Zacatecas.
Juárez le nombró general y fue gobernador del estado de Sinaloa hasta 1865. Meses después, el 23 de septiembre de 1865, el general Rosales murió luchando por defender su posición en el poblado de Alamos. Sus restos descansan en la Rotonda de los Personas Ilustres del panteón de Dolores.
Fuentes: (1) , (4) y (6)

33 IGNACIO LOPEZ RAYON
Oprima en la foto
para ver la estatua

General Don IGNACIO LOPEZ RAYON.
Estatua
erigida por el estado de Michoacán y develada el 2 de abril de 1899. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
Ignacio López Rayón nació en 1773 en Tlalpujahua, Michoacán. Inició sus primeros estudios en el Colegio de Valladolid en Morelia, para después trasladarse a México y en el Colegio de San Ildefonso continuar con la carrera de leyes hasta recibir el título de abogado. En 1810, a los 37 años de edad, coincide con el ejército insurgente de Miguel Hidalgo a su paso por Maravatío y le propone un plan revolucionario que de inmediato le fue aceptado. Hidalgo le nombró su secretario y lo acompañó en la memorable batalla del Monte de las Cruces. En diciembre de 1810 fue nombrado Ministro de Estado. A la muerte de Hidalgo y sus principales jefes militares, Allende, Aldama y Jiménez, tomó el mando militar y continuó su lucha por la libertad. Finalmente víctima de una traición fue hecho prisionero y llevado a México en 1818. En 1820 fue indultado y quedó libre, pero sujeto a arraigo y fianza. En 1821, al triunfo de los insurgentes, regresó a su pueblo natal. Su provincia lo hizo su representante ante el congreso de 1823  Falleció el 2 de febrero de 1832 a causa de las secuelas que le dejaron las heridas causadas por los grilletes, cuando estuvo 3 años en prisión.
Su nombre está grabado con letras de oro en el Muro de Honor de la Cámara de Diputados.
Fuentes: (1), (3), (6)

34 MANUEL SANCHEZ DE TAGLE
Oprima en la foto
para ver la estatua

D. FDon FRANCISCO MANUEL SANCHEZ DE TAGLE.
Estatua erigida por el estado de Michoacán y develada el 2 de abril de 1899. Obra del escultor Don  Jesús Contreras.
Francisco Manuel Sánchez de Tagle nació en Valladolid, hoy Morelia, en el estado de Michoacán, el 11 de enero de 1772. Ingresó al Colegio de San Juan de Letrán en México en donde aprendió filosofía, teología y jurisprudencia. Fue un amante de la ciencia y de las letras acumulando un enorme caudal de conocimientos. En 1808 fue regidor del Ayuntamiento en México y en 1814 fue electo diputado a las cortes españolas. Sánchez Tagle fue un poeta consumado y escribió y en su corazón ardía el fuego de su amor patrio, escribiendo encendidas odas en honor a los héroes de la Independencia. Fue uno de los miembros del primer Congreso Nacional mexicano y en 1821 participó en la redacción del acta de independencia. En 1824 y 1825 ejerció el cargo de vicegobernador en el Estado de México. Orador elocuente, periodista distinguido y filántropo por convicción, ocupó en 1836 el cargo de Director del Nacional Monte de Piedad en donde realizó grandes mejoras. Tras la invasión norteamericana de 1847, su salud resultó quebrantada y falleció el 7 de diciembre de 1847, después de un asalto con la intención de robarlo, en el cual resultó mal herido en su intento por defenderse.
Fuentes: (1) y (6)

35 PEDRO JOSE MENDEZ
Oprima en la foto
para ver la estatua

Gral. Don PEDRO JOSE MENDEZ.
Estatua erigida por el estado de Tamaulipas y develada el año de 1902. Obra del escultor D. Federico Homdedeue.   
Pedro José Méndez nació el 22 de noviembre de 1836 en  Hacienda de San Agustín, Municipio de Hidalgo, Tamaulipas. Sus estudios principiaron a los seis años en la escuela de primeras letras en Ciudad Victoria. A la muerte de su padre volvió al campo y atendió los negocios familiares cuando tenía dieciséis años. Méndez demostró siempre su simpatía por el Presidente Juárez y la Constitución. Durante la Intervención Francesa el 23 de noviembre de 1862 entró el ejército francés al Puerto de Tampico. El general de la Garza, Macedonio Capistrán y el joven Pedro Méndez obligaron a los franceses a evacuar el puerto el 18 de enero de 1863; por este hecho, Méndez adquirió el grado de teniente del Ejército Nacional. El 15 de abril de 1865 atacó Cd. Victoria en donde hizo capitular al coronel Balderas. El 4 de junio tomó Tula tras 4 horas de combate y el 15 de julio desalojó de Santa Bárbara al comandante Valée; por estas acciones de guerra, el día 16 de julio, el Presidente Benito Juárez le otorgó el grado de General.  Finalmente en Tantoyuquita, el 23 de enero de 1866 al arrebatar a los enemigos un convoy valuado en  $200,000.00 recibió un tiro en el pecho. Murió el 23 de enero de 1866, a la edad de 29 años.
Fuentes: (3), (5) y (6)

36 JUAN JOSE DE LA GARZA
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don JUAN JOSE DE LA GARZA CISNEROS**.
Estatua erigida por el estado de Tamaulipas  y develada el año de 1902. Obra del escultor Don Federico Homdedeue.
Juan José de la Garza nació en Villa Cruillas, Tamaulipas el 6 de mayo de 1826. Obtuvo su licenciatura como abogado, pero se inclinó por la carrera de las armas. Para 1855 con el grado de general de brigada defendió a la Patria contra la intervención extranjera. Apoyó el Plan de Ayutla en contra de la dictadura de Santa Anna. Fue gobernador por Tamaulipas en 8 períodos distintos,  entre 1852 y 1869. De la Garza fundó el Instituto Científico y Literario San Juan en Matamoros. Tras declinar su popularidad después de su último período gubernamental, se trasladó a México y ocupó el puesto de magistrado de la Suprema Corte de Justicia y maestro de leyes en la Universidad. 20 años después regresó a su tierra y murió en octubre 16 de 1893. 
Sus restos descansan en la Rotonda de los Personas Ilustres del panteón de Dolores.
Fuentes: (3), (4), (5), y (6)

** También se menciona el segundo apellido Galván

37 JUAN ANTONIO DE LA FUENTE
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don JUAN ANTONIO DE LA FUENTE.
Estatua erigida por el estado de Coahuila y develada el 2 de abril de 1897. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
Juan Antonio de la Fuente nació en Saltillo, Coahuila el 3 de junio de 1814. A pesar de haber optado por la medicina, tuvo que dejar la carrera por falta de recursos y  recibirse tiempo después como abogado en 1837. Participó como diputado constituyente en 1857. Al mando del presidente Comonfort desempeñó la cartera de la Secretaría de Hacienda y posteriormente la de Relaciones Exteriores. En 1859 colaboró con Juárez en la obra magna de la Reforma y en forma digna se negó a firmar el tratado de Mac Lane-Ocampo, razón por la que hubo de presentar su dimisión. Juárez lo llamó a colaborar nuevamente en 1861 ocupando la cartera de Justicia y en esa etapa expidió la trascendental Ley de Libertad de Cultos. Falleció en Saltillo el 9 de junio de 1867.
Fuentes: (1) y (6)

38 MIGUEL RAMOS ARIZPE
Oprima en la foto
para ver la estatua

Don MIGUEL RAMOS ARIZPE.
Estatua erigida por el estado de Coahuila y develada el 2 de abril de 1897. Obra del escultor Don Jesús Contreras.
Miguel Ramos Arizpe nació el 15 de febrero de 1775 en Villa de San Nicolás, hoy Ramos Arizpe, Coahuila. Hizo sus primeros estudios en el Seminario de Monterrey y los terminó en Guadalajara, donde recibió el grado de Bachiller en filosofía. En 1803 se ordenó como sacerdote en México, regresando a Guadalajara en 1807 para recibir el grado de licenciado y doctor en cánones. En 1810 fue electo diputado en las Cortes de Cádiz, pero por sus trabajos de tendencias independentistas fue sometido a prisión por varios años. Al consumarse la independencia de México regresa en 1822 y al año siguiente se le ve figurar como presidente de la Comisión de Constitución.
Las discusiones al interior del Congreso Constituyente fueron muy exaltadas entre los partidarios de una República centralista, encabezada por Fray Servando Teresa de Mier y los que pretendían  instaurar una República federal, encabezados por don Miguel Ramos Arizpe. Los enfrentamientos políticos minaron su salud y falleció el 28 de abril de 1843. Sus restos descansan en la Rotonda de los Personas Ilustres del panteón de Dolores. Su nombre está grabado con letras de oro en el Muro de Honor de la Cámara de Diputados.
Fuentes: (1)

Fuentes de Información:
(1) Las Estatuas de la Reforma, Francisco Sosa, Editorial Porrua.
(2) El Paseo de la Reforma, Ignacio Ulloa del Río, UNAM Aragón.
(3) La Patria en el Paseo de la Reforma, Carlos Martínez Assad, Fondo Cultura Económica
(4) Sitio Web
(5) Sitio web del gobierno del estado correspondiente,
(6) Placa informativa en la base de la estatua.
   

 

Nota: Las fotos de las esculturas en bronce del Paseo de la Reforma a las que se tiene acceso a través de esta página, me fueron enviadas por Seth Dixon Corral de Penn State University, quién ha realizado interesantes estudios sobre dicha avenida. Estas imágenes tienen derechos de autor y no deben utilizarse en otros sitios web o publicaciones impresas sin el permiso por escrito del autor, sin embargo se permite libremente su aplicación en tareas escolares o académicas.


 
El trabajo sobre las Estatuas consta de 3 páginas,  
visite las siguientes a través de los siguientes vínculos:

Segunda Etapa de Estatuas del Paseo de la Reforma Norte

Mapa ampliado de localización  de las Estatuas del Paseo de la Reforma

 

  Primera Parte:
EL PASEO DE LA REFORMA

Segunda Parte:
GLORIETAS DEL PASEO DE LA REFORMA

Otras opciones:
La Consumación de la Independencia y Entrada  del Ejército Trigarante

 Rotonda de las Personas Ilustres, y el Panteón de San Fernendo

El Muro de Honor en la Cámara de Diputados
 

Tu opinión es importante
Manda un mensaje


o haz contacto con:
Ing. M. Aguirre

 
Regresar a Con "M" de México ... D.F.


 
Regresar a MEXICO MAXICO

Ir a la Página Aguirre Botello

 


Derechos de Autor Reservados -
Última revisión: Jueves, 24 Enero 2013.